LinkedIn puede transformarse en una fuerte herramienta a la hora de incrementar tus ingresos. En este artículo te cuento los pasos que di para incrementar mis ventas en un 12% gracias al uso eficaz de esa red profesional. Estoy segura que puedes replicarlos y obtener más dinero para tu negocio, emprendimiento o actividad profesional.

Cuando me uní a esa red no tenía claro su sentido ni su potencial. Más adelante, en el 2010, decidí usarlo regularmente. En un inicio me interesaba encontrar buenos perfiles para los servicios de Headhunting de Educâtum GCE, mi primer emprendimiento. Hoy tengo más de 3K contactos de calidad y lo considero como una poderosa herramienta para mis negocios.

Fue en el 2013 cuando vi estupendos resultados: el 12% de mis ventas se dieron gracias al uso y a los contactos de esa red. Y ese 12% no es insignificante si pienso que fue “sin querer”. Es decir, nunca antes consideré que esa red social podría ser un medio de ventas o tener algún potencial para incluirla en mi estrategia de mercadeo.

Pues eso pasa a los emprendedores o pequeños negocios. Con los recursos que contamos, no tenemos un departamento de eMarketing o la asesoría permanente de algún gurú, así que muchas estrategias y tácticas vienen del maravilloso mundo de la experiencia.

Ahora quiero contarte cómo hacer que LinkeIn se convierta en una vigorosa herramienta para acelerar los ingresos de tu negocio o actividad profesional.

  1. Incluye LinkedIn en tu estrategia de mercadeo. Define qué papel le vas a dar: herramienta de promoción, venta, branding, o networking, por ejemplo. Para mi gusto, se trata de una red seria. Quien se apunta no busca recuperar las amistades del colegio ni vítores motivadores, ni saber de la vida del otro. Así que si no la usas como una herramienta profesional, los mismos usuarios se encargarán de reprenderte o de ignorarte, que es peor.
  1. Crea un perfil atractivo, consistente con tu estrategia de branding. Tu marca debe atravesarlo todo. De hecho, si cambias de línea de negocio o imagen, por ejemplo, deberías cambiar el contenido de tu perfil. Caso contrario, podrías confundir a tus contactos y perderías toda tu fuerza.

Considera poner una foto coherente con tu actividad profesional, no de paseo por Disney con los niños o el selfie con la mascota (a menos que seas entrenador de perros).

LinkedIn te muestra junto a tu perfil una escala de la fuerza del mismo y puedes hacer que suba. No descuides la pulcritud al llenar tu experiencia, títulos, certificados. Te interesa sobresalir. Si consigues que tus contactos promocionen tus habilidades o te den una recomendación, habrás llamado la atención de LinkedIn y de sus usuarios.

  1. Dedicación para establecer una red de contactos reales. A mi me tomó al rededor de un año tener una red ideal de contactos. En ese momento estaba desarrollando mi primer emprendimiento, de carácter local, así que busqué a las personas más influyentes, compañías relacionadas, grupos más activos, etc. Muchos, muchísimos, me rechazaron. Hoy, yo me doy el lujo de aceptar sólo un 50% de las solicitudes que recibo. No tienes obligación de aceptar a todos los que te invitan a conectar.

Se trata, simplemente, de alinearte con tu nicho de mercado. Esos contactos deben tener el perfil de tu cliente ideal. Es decir, deben acercarse a tu prospecto modelo, aquel con el que encanta trabajar y que está dispuesto a pagar por lo que valen tus servicios. En otro artículo hablaré sobre este punto.

  1. Limpieza trimestral. Es sano que cada cuando abras la ventana, revises tu lista de contactos y le des aire. Si en algún momento ves que no hay un aporte mutuo con esos contactos, significa que ya no se necesitan. Al tratarse de una red profesional, no habrá resentimientos si los eliminas de tu lista.

Cada vez que reviso mi lista de contactos o recibo una invitación me fijo en varias cosas:

  • Que el perfil esté completo. Si alguien omite su foto, por ejemplo, me planteo qué seriedad le está dando a esa red.
  • Que su ámbito profesional esté relacionado con el mío, o que tenga potencial para estarlo.
  • Si me he comunicado con él/ella por interno y no me ha respondido, lo elimino de mi lista. ¿De qué me sirve estar en contacto con alguien que no usa la red o que no valora mis mensajes?

No se trata de tener montañas de contactos sino de tener los contactos correctos. Se trata de eficiencia. ¿Para qué perder o hacer perder el tiempo a otro empresario, emprendedor o profesional independiente, si para eso ya hay otro tipo de redes sociales?

  1. Aporta a tus contactos. Que te noten. Personalmente, he actuado mucho. Además de mi perfil he creado la página de compañía y dos grupos muy movidos. Eso me ha dado mucha exposición e interesantes oportunidades de negocios. Veo que muchos me han considerado un experto o referente en su ámbito profesional y no han dudado en escribirme y proponerme alianzas o negocios, o dejarme su hoja de vida.

Hay muchas formas de hacerte notar: compartir artículos, hacerle saber a tu red sobre tus proyectos, dar noticias de tu empresa, comentar otros posts, unirte a grupos especializados de la red, etc. No debes ser un experto para hacerlo. Si tu aporte es sincero y tiene calidad, tendrás una buena respuesta.

Ahora ya puedes saber si es posible hace dinero con LinkedIn.

Para finalizar te comparto el link a mi perfil de LinkedIn.

 

 

 

La autora:

Paola Durán es mamá-empresaria digital. Ayuda a Coaches y Consultores, que quieren generar Impacto, a atraer Más y Mejores Clientes con LinkedIn. Accede a su entrenamiento gratuito: El Arte De Vender con LinkedIn dónde conocerás un simple sistema de 3 pasos para hacer crecer tu Negocio con la red profesional más poderosa el Mundo. Reserva tu espacio aquí.