¿Podrías decirme, sin pensar, a qué te dedicas? 0 ¿cuál es tu oferta única? Aquello que puedes solucionar con tus servicios o productos y que es el corazón de tu negocio, ejercicio profesional o emprendimiento. Si has dudado, te invito a leer lo que viene.

Bazar, mercado, feria, mercadillo…he encontrado que en cada región se le da un nombre distinto a ese mágico lugar en el que encuentras de todo y paro todos, a precios cómodos, en un ambiente relajado y único.

Ese modelo de negocio es maravilloso para esa realidad pero no necesariamente para el internet. Si estás ofreciendo un servicio o producto original, el modelo de bazar será tu ruina.

Cuando las personas se acercan al internet buscan información específica. Piensa  en la última búsqueda que hiciste, por ejemplo. Por eso debemos ser tremendamente enfocados y específicos aunque eso nos cueste, porque es difícil ser concreto o porque nos cueste abandonar algo de lo que hacemos.

Te digo esto para que no falles ni gastes tu plata ni pierdas tiempo, que es dinero finalmente.

En estas líneas quiero darte unas guías prácticas para que determines tu oferta única y para eso quiero tomar como referencia las enseñanzas de la autora Lisa Sasevich.

Para el siguiente ejercicio te pido que uses palabras sencillas, nada de mercadeo ni lenguaje técnico. Trata de replicar las palabras que usan tus clientes o la gente de a pie.

1. Imagina a tu cliente ideal. Aquel al que quieres servir. Ponle nombre, cara y una historia. Para eso piensa en un cliente o persona con la que te encantó trabajar en el pasado, que quisieras clonar o repetir. No sirve pensar en un grupo, deber ser UNA sola persona.

2. Lista 3 resultados específicos que obtuvo ese cliente. Describe logros exactos y si se aplica, cuantificables.

3. Anota 2 transformaciones que obtuvo esa persona como resultado de tu trabajo con ella. Si no estás seguro puedes “asumir”.

4. Piensa en el costo personal, emocional, familiar, monetario, etc, para tu cliente si éste no hubiera encontrado tu solución. Anota.

5. Describe las 3 mayores fuentes de preocupación, dolor, angustia de tu cliente o público objetivo. Junto a cada una de ellas anota lo que tú puedes hacer para ayudar con la solución a la causa raíz de ese problema, basado en tu experiencia y conocimientos. Pasa de aquellos que no son de tu ámbito.

Ves, ya tienes la respuesta a la pregunta del inicio. Dime sin pensar: ¿cuál es tu oferta única?

¿Quieres saber cómo convertir lo que acabas de descubrir en un oferta irresistible? Mira aquí.

¿Te fue útil el artículo? ¡Me encantaría contar con tu opinión! No olvides dejar tu comentario más abajo.

Si te gustó compártelo con tus amigos aquí:

 

La autora:

Paola Durán es mamá-empresaria digital. Ayuda a Coaches y Consultores, que quieren generar Impacto, a atraer Más y Mejores Clientes con LinkedIn. Accede a su entrenamiento gratuito: El Arte De Vender con LinkedIn dónde conocerás un simple sistema de 3 pasos para hacer crecer tu Negocio con la red profesional más poderosa el Mundo. Reserva tu espacio aquí.