Ciertamente la definición de tu cliente ideal podría determinar el éxito o fracaso de tu negocio, emprendimiento o ejercicio profesional.

Hay temas comunes que cada semana llegan a mi consulta: dónde conseguir clientes, falta de clientes, la competencia, los miedos a la hora de vender, etc.  Y me atrevo a decir que todos pasan por los puntos de los que te hablaré hoy.

Si te has sentido ansioso porque ves que tus ventas no crecen a pesar de que tienes el producto ganador, la causa podría estar en un falso conocimiento de tu prospecto.

 

Déjame hablarte de tres formas de superar tu obstáculo:

1. Conoce profundamente el problema de tu cliente

Los negocios exitosos son definitivamente aquellos que pegan en el centro con las necesidades de su público. Un emprendedor debe enfocar sus producto en las insuficiencias concretas de su nicho y no tanto en lo que él cree que su consumidor necesita. Se requiere enfoque e investigación para no engañarse.

Si ves que fallas en este punto, te recomiendo:

  • Pregúntale a tu gente cuál es su mayor dificultad. Podrías enviar encuestas cortas para consultarles al respecto y ofrecerles tu ayuda para resolver su situación. También vale la pena repasar los apuntes de conversaciones que has tenido con tus clientes; seguramente encontrarás problemas similares y podrás detectar la raíz común de sus preocupaciones.
  • Olvídate por un momento de los datos demográficos. Los datos duros tienen su utilidad; sin embargo, los seres humanos realmente buscamos a las personas que nos transmiten empatía y confianza. Analiza los sentimientos, sí, los sentimientos que los problemas generan en tu público y háblales en un idioma que entienda su corazón y no sólo su mente. Te será muy útil hacer una descripción de tu nicho en base a sus emociones.

2. Búscalos dónde realmente se encuentran

Aunque no lo creas, este error es más frecuente de lo que parece. Me he topado con dueños de negocios que han desenfocado su ejercicio por buscar en los lugares incorrectos con consecuencias nefastas para sus ventas.

Debes desarrollar un hábito de empatía muy alto para encontrar a tu cliente ideal. No siempre es fácil ponerse en los zapatos de otros, pero te diré que es la única forma de encontrar a tu público de forma eficaz.

Por ejemplo, si eres un asesor financiero para inversiones de siete cifras, probablemente no encuentres a tu cliente ideal con un anuncio de Facebook. Deberás buscar otros medios, tal vez resulte más oportuno encontrar a una firma tributaria que entregue servicios premium para inversionistas acaudalados, y armar una alianza estratégica con ellos para acercarte a tu prospecto.

3. Dáles la imagen más atrayente de acuerdo a sus necesidades

Volviendo al ejemplo del numeral anterior: si tienes un producto para clientes VIP, tu marca debe transmitirlo de forma consistente y obvia. Deberá mostrar distinción, elegancia, riqueza, excelencia y pulcritud, entre otros. No podrás atraer a ese tipo de clientes con una actitud empequeñecida.

Alguna vez escuché decir que si quieres vender 5 millones, debes vestir como si tuvieras 5 millones. Traduce este consejo a tu marca y productos, cualesquiera que sean, y pregúntate si das el mensaje que tu cliente ideal espera. Examina cómo es tu sitio de trabajo, cuál es la imagen de tus redes sociales o la firma de tu correo, cómo cuidas tu lenguaje o tus formas de comunicación.

Te sugiero hacer una lista de adjetivos que califiquen lo que busca tu posible público enfocándote en los beneficios que tus productos le ofrecen. Luego analiza la coherencia de todos las esferas de tu negocio, mira si esos adjetivos se aplican a cada aspecto. Puede ser un buen momento para darle una nueva dirección o forma a tu actividad.

Finalmente, recuerda que una visión acertada en este punto, puede significar una explosión en tus ingresos. Así que no dudes en dedicarle la mayor inversión de tiempo, esfuerzo y medios.

 

 

Acerca de la autora:

Paola ayuda a emprendedores multitarea que quieren llevar sus negocios de influencia a un nivel de Alto Rendimiento de ingresos, propósito y calidad de vida. Tu negocio no tiene por qué ser una mala copia de otro. Haz de tu negocio un reflejo de la luz que llevas dentro. Desata tu poder de influir mientras te ganas la vida y disfrutas de ello.

Recuerda que muy pronto repetiré el entrenamiento de cortesía sobre El Arte De vender con LinkedIn, más clientes y más ingresos con la red profesional más poderosa del mundo. Es para todos aquellos autónomos y empresarios que están atrayendo pocos clientes con esa red, o quieren ser más efectivos a la hora de hacerlo. No haré más que contarte lo que he hecho en estos últimos años y que me ha funcionado de maravilla. En el primer año de uso de esa Linkedin, mis ingresos subieron un 12%.  ¡Apúntate aquí!

 

¿Te gustó? Compártelo en tu red social favorita 🙂

 

La autora:

Paola Durán es mamá-empresaria digital. Ayuda a Coaches y Consultores, que quieren generar Impacto, a atraer Más y Mejores Clientes con LinkedIn. Accede a su entrenamiento gratuito: El Arte De Vender con LinkedIn dónde conocerás un simple sistema de 3 pasos para hacer crecer tu Negocio con la red profesional más poderosa el Mundo. Reserva tu espacio aquí.