Probablemente te llame la atención que yo diga que no intentes vender en LinkedIn. Fundé la Academia El Arte de Vender con LinkedIn y a diario enseño a mis clientes a usar al máximo los beneficios de esta red para hacer crecer sus negocios.  Y sí, yo misma lo digo.

¿A qué me refiero?

Es muy importante entender a profundidad la dinámica de LinkedIn para que se convierta en una herramienta poderosa para tu negocio. Allí no podrás hacer una venta directa ni en frío. Me atrevo a decir, que intentarlo tendría una de estas consecuencias:

– tu red te ignoraría

– recibirías comentarios para que te “ubiques”

– algunos te borrarían como contacto

– habrías perdido tiempo y dinero, y en caso de hacer una venta, el costo-beneficio sería altísimo.

¿Cómo puedo vender en LinkedIn, entonces?

Quiero contarte lo que me escribió hace poco un cliente para que sea más gráfico lo que quiero transmitir en este artículo.

“Como ves, sigo enfocado en la estrategia. LinkedIn me ha empezado a generar negocios. Estoy muy entusiasmando y perseverante, comprendí que allí está parte de la clave . En estos días estoy en XXX como parte de un proyecto cuyo contacto inicial se dio en LinkedIn!!!”

¿Qué hizo que mi cliente tuviera éxito al usar LinkedIn para hacer crecer su negocio?

Te lo resumo en 4 claves:

1. Tu objetivo principal debería ser el de entablar una conversación con tu prospecto ideal.

A mí me tomó tiempo entender esto y si no lo ves claramente ahora, te pido que me creas. Llevo años en esto y me he dado cuenta que los negocios resultan en la medida en que logras un diálogo con tus contactos.

No tiene que ser un diálogo interminable.

Basta con algo real en el que las dos partes encuentren valor para sus intereses.

Si tu perfil está optimizado para que se vea claramente a QUIÉN sirves y cuál es la TRANSFORMACIÓN que ofreces, no dudes que habrán personas que se sientan atraídas por ti y quieran dialogar.

2. Deberías lograr que tus prospectos ideales formen parte de tu red, que se conecten contigo.

El LinkedIn encontrarás profesionales dispuestos a establecer redes de conocidos y contactos con una simple misión: buscar ser más productivos y exitosos.

Así que debes alinearte con esa misión antes de ofrecer tus servicios. No podemos hacer perder el tiempo a otros miembros y mucho menos ofrecerles un contacto que no les apoye a conseguir sus objetivos.

Para eso te pregunto: ¿tienes claro quién es el cliente ideal para ti, tus servicios y tus precios?

Y te animo a revisar esta analítica de tu perfil de LinkedIn. Mira qué encuentras debajo de esta búsqueda: Perfil>>Quien miró tu perfil. ¿Podrías decir que la gente que mira tu perfil es tu cliente potencial más interesante para tu consulta o negocio?

3. Lograr una relación

Una relación en LinkedIn quiere decir, en términos generales, que compartimos un determinado interés y objetivo común con otros.

Ya sea través de los Grupos de LinkedIn o porque somos parte de la misma profesión, o porque complementas las necesidades o intereses de otro.

Y es posible lograr esa relación en la medida en que muestres tu simpatía y tu respeto hacia el otro. Lo mismo que esperarías de una relación en vivo. Y de esa relación de confianza y agrado mutuo pueden desprenderse oportunidades de vender en LinkedIn.

Te pregunto: ¿Comentas las publicaciones de gente de tu ámbito? ¿Estás activo en los grupos a los que perteneces? ¿Publicas artículos o comentarios que muestren de forma sencilla y atractiva cuál es tu súper poder?

Si has dicho que NO a alguna de estas 3 preguntas, te animo a intentar esta semana. Verás que los resultados se dan en poco tiempo.

4. Y, eventualmente, llevar esa conversación a un trato por teléfono o en persona.

Lo ideal sería llegar a este paso inmediatamente después de que se haya cumplido todo lo anterior. Pero lamento decirte que no siempre es así, y hay que entender que algunas personas:

  • no están siempre conectados a LinkedIn
  • no encontrarán valor en tu oferta
  • no es su momento

Y te pido prestar especial interés a este último punto.

Las relaciones que generes en LinkedIn pueden ser de largo plazo. Algunas veces, se podrá llegar a un negocio de inmediato. Sin embargo, en otras ocasiones el “momento” de esa persona será en un mes, en un año o en más. Y debes estar ahí para cuando te requieran.

A mi cliente le tomó 3 meses de esfuerzo, paciencia y trabajo enfocado en lograr un negocio fuera de su país a través de LinkedIn.

Ahora te pregunto: ¿es posible vender en LinkedIn?

¿Quieres conocer cómo LinkedIn puede ayudarte a atraer a tu cliente ideal en LinkedIn? Apúntate a una conversación de claridad, gratis. Son 45 minutos que podrían cambiar la historia de tu negocio. Los espacios son limitados y pueden cerrarse en cualquier momento. ¡Aplica hoy!

 

La autora:

Paola Durán es mamá-empresaria digital. Ayuda a Coaches y Consultores, que quieren generar Impacto, a atraer Más y Mejores Clientes con LinkedIn. Accede a su entrenamiento gratuito: El Arte De Vender con LinkedIn dónde conocerás un simple sistema de 3 pasos para hacer crecer tu Negocio con la red profesional más poderosa el Mundo. Reserva tu espacio aquí.