En las próximas semanas quiero compartir contigo consejos útiles para que consigas más clientes con LinkedIn. Te hablaré principalmente de mis buenas (y malas) experiencias de los últimos 5 años, en los que vengo usando esa red para mis negocios.

Una de las cosas que más me gusta de LinkedIn es la predisposición de muchos profesionales a conectarse con otros sin necesidad de haberse encontrado antes o de tener conocidos en común. Muchas veces basta con compartir un mismo interés o profesión.

Sin embargo, me he encontrado con personas que en lugar de ver crecer su lista de contactos, la ven reducirse.

 ¿Cómo?

Pues para que veas.

En mi artículo anterior sobre esta red profesional te daba 5 claves para aprovecharla y ver crecer tus ingresos. Hoy me voy al lado oscuro para contarte lo que puede hacer que la gente te ignore o te elimine de su radar de LinkedIn.

1. Usar LinkedIn como si fuese Facebook, Instagram o Pinterest

En otros post he tratado sobre la necesidad de usar las redes sociales de forma estratégica, y me atrevo a decir que las redes profesionales como LinkedIn requieren una planificación más cuidada que otras a las que la gente va a distraerse, divertirse o chismosear.

Ya sea que desees crear una marca, una red, un medio de exposición o atracción de clientes, no debes olvidar que quien usa LinkedIn va en serio y no quiere perder el tiempo posts, mensajes o comentarios desenfocados.

Esta semana, por ejemplo, eliminé a dos contactos de un sopetón.

Mi contacto A decidió colocar fotos de tendencia política. No hay nada de malo en hablar de política. Lo malo fue que se iniciaron tremendas discusiones entre posiciones extremas que llenaban mi feed con CERO aporte para mis intereses profesionales.

El contacto B  preguntó a su red si le quedaba mejor el peinado 1 o el peinado 2. Un furioso usuario comentó lo inadecuado de esa publicación. Yo preferí decirle adiós.

2. Dedicarte al spam

Los filósofos de la antigüedad describían la virtud como el “justo medio”. Ni exagerado a un lado, ni exagerado al otro lado. Los usuarios de LinkedIn son especialmente sensibles a la falta de mesura a la hora de recibir información, posts, enumeración de logros, etc, de una misma persona.

Otra práctica tipo spam que he visto, es un constante envió de mensajes internos con clara intensión comercial. A mi me cae muy mal. Personalmente creo que una relación comercial parte de la confianza y del trato, aunque sea breve.

Y la confianza se consigue si te has mostrado como autoridad. Que no es lo mismo que ser Premio Nobel.

La autoridad te la da el mostrarte activo, respetuoso, en el aporte que das con tus comentarios, en la información que compartes. En fin, en la medida en que estés enfocado a tratar con profesionales y empresarios que no quieren perder su tiempo.

3. Dejar tu perfil en el abandono

Para que la gente te tome en serio, debes tomarte a la red en serio.

Hoy te daré dos claves para que tu perfil tenga realce.

1. Colocar tus habilidades estrella para que tus contactos puedan promocionarlas.

Encuentro poco foco en esto.

Hay que sacarle el jugo a esta opción que te da LinkedIn para mostrarte como experto en lo que haces. Elige bien tus puntos fuertes, y no seas tímido ni te hagas el humilde. Sólo di la verdad.

Si eres asesor de imagen, poco importará que indiques que manejas Excel, por ejemplo. O si eres abogado laboral, dile al mundo que eres bueno en negociación.

2. Pedir recomendaciones.

Una recomendación cambia unos 180 grados tu marca personal, tu imagen, tu autoridad.

No siempre es fácil conseguirlas, pero seguramente tendrás 5 o 6 conocidos a quienes puedas pedir que hablen bien de ti. Para empezar no hará falta que comenten sobre tu desempeño como empresario o autónomo, bastará que opinen sobre tus valores o habilidades, por ejemplo.

LinkedIn es definitivamente una herramienta poderosa, por eso mismo debemos ponerle cabeza y dedicación.

Acerca de la autora:

img-paola-sesion-estrategica01b

Paola ayuda a emprendedores multitarea que quieren llevar sus negocios de influencia a un nivel de Alto Rendimiento de ingresos, propósito y calidad de vida. Tu negocio no tiene por qué ser una mala copia de otro. Haz de tu negocio un reflejo de la luz que llevas dentro. Desata tu poder de influir mientras te ganas la vida y disfrutas de ello.

Empieza por aquí: estoy preparando un nuevo entrenamiento gratuito. Apúntate para ser de los primeros en recibir la información completa aquí.

 

 

 

La autora:

Paola Durán es mamá-empresaria digital. Ayuda a Coaches y Consultores, que quieren generar Impacto, a atraer Más y Mejores Clientes con LinkedIn. Accede a su entrenamiento gratuito: El Arte De Vender con LinkedIn dónde conocerás un simple sistema de 3 pasos para hacer crecer tu Negocio con la red profesional más poderosa el Mundo. Reserva tu espacio aquí.